11 de junio de 2019

Robo en la Colegiata de Berlanga de Duero


1773 es la fecha con que está marcada una de las piedras que ciegan la antigua puerta de subida a la torre en el interior de la Colegiata de Berlanga de Duero, junto a la capilla del Baptisterio, y que hasta entonces era de servicio del campanero. Fue un acuerdo que el Cabildo tomó para no implicar a los servidores del templo en declaraciones mas o menos embarazosas como ocurriera en la primera quincena de noviembre de 1768 ante un robo considerable la noche del 9 al 10 de noviembre de ese año, en esta no menos considerable e influyente colegiata en esos tiempos

Don Antonio de Lara y Zúñiga, canónigo penitenciario, había madrugado con motivo de un viaje, la mañana del 10 de noviembre a celebrar la eucaristía. En casa del campanero, Lucas Raposo, pidió la llave de la puerta de la umbría, la cual encontró “franqueada y quebrantada”. Una somera observación púsole de manifiesto que tambien en la sacristía y contaduría del Cabildo se observaban las puertas forzadas y desorden en sus respectivas salas.

Sin dilación, notificó el hecho al Corregidor de la Villa y abogado de los Reales Consejos, Ilmo. D. Francisco Fajardo. Procedió este, con ayuda de técnicos en cerrajería y maestros de fábricas, a la inspección ocular.

Observábase en la puerta de la Umbría, que es de “olmo, de dos hojas” y a la altura de la cerradura, unos barrenos por donde puso introducirse una barrilla, reja u otro instrumento de hierro con el que forzar el aldabón donde se introducía la pestilla de la cerradura (1). Las puertas primera y segunda de la Contaduría halláronse también con un barreno en el lugar justo para poder manipular sin ningún embarazo los pestillos de las cerrajas. Dentro de las salas de la Contaduría se había forzado con palancas y cortafríos la puerta fuerte de hierro claveteada, introducida en un lienzo de la pared maestra y destinada a custodiar como caja fuerte los archivos y dineros del Cabildo y fundaciones.

Dentro de esta “caja fuerte”, el archivo estaba sin tocar y únicamente aparecían en relativo desorden varios botes de lata donde se guardaba el dinero de la Mesa Capitular y fundaciones varias; estos estaban vacíos y solo se encontraron en el suelo “una peseta, un duro y tres papeles de notas de dinero que había en dichos botes y a quien pertenecía”

En la puerta de la sacristía habíase seguido el mismo sistema para su franqueo. Si bien aquí se hallaron quebrantadas las tres cerraduras del cajón destinado a custodia de alhajas. Parte de estas aparecían en desorden y parte se echaron de menos. La inspección ocular apenas si aportó mas datos positivos, por lo que tomada nota de todo ello procedióse a las diligencias pertinentes.

BIENES ROBADOS:

Entre las alhajas se echaron de menos las pertenecientes al adorno de la Virgen del Mercado:
  • Una cadena de oro puesta a modo de rosario, de dos varas de larga.
  • Un anillo de oro con diamante.
  • Un collar de oro con veinte diamantes

Y del archivo el dinero correspondiente a la mesa capitular y demas obras pías y fundaciones. Un detenido y minucioso análisis sobre CARGO y DATA (HABER y HABER) en las cuentas nos llevaría a alargar excesivamente este trabajo. Sin embargo no deja de ser asombroso el número y cuantía de rentas, incluso de los mas apartados e inverosímiles lugares.

Unicamente nos limitamos a ofrecer un resumen apretado del dinero sustraído, a la vez que remitir a los estudiosos a los archivos parroquiales.

  • Perdió la obra pía del santísimo 5.000 reales
  • Perdió la Capellanía Robles 700 “
  • Perdió la obra pía Costero 709 “ y 26 maravedíes
  • Perdió la obra pía Cubillo 246 “ y 03 “
  • Perdió la obra pía Fuente 945 “ y 29 “
  • Perdió la obra pía Brizuela 2.564 “ y 09 “
  • Perdió la Mesa Capitular 18.417 “ y 16 “
  • Perdió el Señor Magistral 9 “
TOTAL 28.592 reales y 15 maravedíes
“en oro grueso y menudo la mayor parte y la menor en plata”

DILIGENCIAS ECLESIASTICAS
El Cabildo de Berlanga envía sin dilación a los Provisores y Vicarios Generales de Sigüenza, sede vacante, un informe detallado del robo ocurrido. Además del informe “pide y suplica se sirvan librar censuras generales para que se lean y publiquen en la Iglesia Colegial de la villa, conventos de ella y demás parroquias de este obispado que sea necesario” y .. para “descubrir la persona o personas que ...hicieron el quebranto y quitaron dichas alhajas y dinero.

No se hizo esperar la respuesta del Obispado de Sigüenza y asi, el dia 28 de noviembre del citado año, llegan las censuras firmadas por los provisores Lcdo. D. Sebastián Helguera y el Dr. Peña, refrendando el mandato de los señores previsores Andres Toledano -rubricado-

El tenor de las censuras abruma. Y digamos que su lectura no es recomendable a ningún cristiano medio con afecciones cardiacas. Pero en su tenor publicáronse sin despojarlas un ápice de la dureza.

Como resultado, es de notar la denuncia que, el primer día de la lectura de censuras, presenta al Cura Teniente el vecino de la villa José Vaun un descargo de su conciencia. Dijo que el el Meson de Arriba estuvo el platero del Burgo de Osma quien, habiendo preguntado sobre el robo, dijo que antes de quince días el se obligaba a descubrir esta maraña. Ninguna otra denuncia presentose.

DILIGENCIAS CIVILES

Por su parte la autoridad civil desde un primer momento se entregó con diligencia a las pesquisas pertinentes. Y asi envía cuatro requisitorias “con personas inteligentes y de satisfacción por Burgo de Osma, camino de Aranda; por Tierra de Fuentepinilla, camino de Soria, por Tierras de Gormaz, Retortillo y Atienza; y por tierras de Villasayas, Almazán y su Tierra. Un cerco total del que se esperaban obtener mejores resultados

Entre tanto Miguel Alcalde, alcalde de la hermandad de la Villa, acompañado de sargento de milicias, diversos cabos, soldados y personas civiles sale a reconocimiento de bosques y parajes del término. En la población se hace un reconocimiento exhaustivo de mesones, tabernas, hospital (2) y otros sitios públicos recogiendo cuidadosamente los informes de las personas a cuyo cargo se hallaban dichos puestos. Parece ser que el día de este reconocimiento era mercado en la villa y por voz de pregonero en las plazas se hizo llamar a quien hubiese podido ver, oír o tener conocimiento del asunto.

Sin embargo desde un primer momento, Juan de Martín Hernando, sacristán de la Colegiata, el campanero Lucas Raposo y su hijo Andrés fueron los que calentaron la cárcel con sus huesos, solo por tener las llaves a su cargo, sin otro indicio. Pocas horas duró la prisión ya el Cabildo salió fiador por tratarse de personas de total solvencia y honradez.

TESTIMONIOS

Las diligencias practicadas por los regidores de los pueblos de esta jurisdicción tampoco arrojan un resultado o hallazgo positivo. Pero hay muchos testimonios que si no esclarecen en nada los hechos, si nos demuestran la preocupación de todos ante un robo considerable y en una iglesia importante e influyente. Las censuras pesan en no pocos testimonios y todo el que vislumbra una mínima sospecha lo aporta en descargo de su conciencia.

Minucioso es por sus datos y naturalidad el testimonio de Andrés Badorrey, vecino de Berlanga, quien declaró que cuando el reloj dió las tres “oyó ruido de tropel como de cuatro o cinco caballerías herradas por la Calle de la Hoz, donde tiene su casa, y que se tiró de la cama desnudo y cuando quiso recordar ya no las vio desde la ventana... que le pareció habían bajado por la callejuela que sale a la iglesia”

Hay otros muchos testimonios mas bien pintoresquistas que positivos en los que se vieron implicadas una cantidad respetable de personas con embarazo, detenciones, dispendios, viajes, desagradables interrogatorios...que todo ello supone. En la Villa se nota miedo al hablar del robo por no caer, como ya hemos dicho, ni en las censuras eclesiasticas ni en las embarazosas declaraciones civiles. Algunos están a la caza de noticias que enseguida corren a delatar. Asi el platero del Burgo de Osma se vio envuelto en el asunto pues en el Mesón de Arriba declaró, un tanto alegre y “alumbrado” por el vino que él tenía noticia y que pronto iba a quedar solucionado el robo. Ello casi le valió una noche de cárcel; medió el cabildo y se le dejó en libertad

Asi las cosas, vino a inquietar la calma que ya comenzaba a renacer, el pastor del convento de franciscanos Franscisco Soria Almarza. El 9 de diciembre de dicho año 1768, pastoreaba sus obejas por la barbechera “próxima al Camino Çreal que hay para Imón, Sigüenza, Atienza, Baraona y otras partes” y en la finca de Juan Cabildo, vecino de Berlanga, encontró enterrada una reja de arado extraña por su figura y fortaleza. Púsolo en conocimiento del Padre Guardian quien notificó al señor Corregidor. Se reconoció el lugar y ninguna otra cosa pudo hallarse. La reja estaba llena de gotas de cera blanca y tenía la punta doblada como tres dedos. Estuvo puesta al público y se llegó a la conclusión que este tipo de reja se usa en la Alcarria y otras partes de Ciudad Real para labrar entre olivos; y tambien por Tarazona, proximidades del Moncayo y Agreda, por ser tierra de mucha piedra y raiz de árbol. Tal hallazgo tampoco aportó luz verde al asunto.

¿Quienes fueron los ladrones? No llegó a saberse. Sin embargo existía (suponemos que hoy se conserve, ya que todavía no hemos podido contrastarlo) en la Real Audiencia de Aragón, un volumen que contiene los robos de un proceso seguido por dicha Audiencia contra una compañía de maleantes. Se enumeran 10 robos en iglesias llevados a cabo desde el año 1766 hasta el 23 de julio de 1773. En esta fecha eran 1.506 los folios del citado volumen. El robo de Berlanga ocupa el número 3 y el número 8 el practicado en el santuario de Tiermes, de esta provincia.

Desde un primer momento las sospechas recaen sobre un tal Manuel Contín, labrador, vecino de Calamocha, compañero de Esteban Martínez, alias “Requena”, quinquillero, vecino de La Almunia de Doña Godina; de Pedro Agustín “El Cautivo” vecino de Calamocha, de Juan Felix Ruiz “El Pájaro” extremeño, y de José Salvador, vecinos de Calacete. Y aunque ninguna prueba puedo hallarse contra Manuel Contín y compañeros, parece que ellos fueron los autores. En 1771 ingresan en la cárcel de Zaragoza por el robo que en 15 de noviembre de dicho año realizan el la iglesia de Bear (Valencia) donde lograron sustraer cerca de trece mil duros. Aqui no escaparon a la justicia.

Así ponemos punto final a este rápido y deshilvanado relato de la oscura historia del robo en la Colegiata de Berlanga, no sin antes avanzar que cinco años más tarde, por acuerdo del Cabildo mandose tapar la puerta interior de subida a la torre y abrir una exterior que es la que desde entonces está al servicio del campanero.

Robo curioso hoy para todo berlangués amante de su arte y de su historia. Pero que nos privó de unas alhajas que hoy hubieran engrosado el número de cuanto poseemos. Quiera Dios que sea el último y que podamos con la ayuda de todos, conservar el patrimonio que nuestros antepasados nos legaron

JULIAN GOROSTIZA

NOTAS.  Ha sido consultado el legajo num XIV en sus números 36 y 37 de los archivos parroquiales
(1) Hoy pueden observarse en el lugar indicado sendos tacos de madera que han venido a rellenar los huecos de lo que bien pudo ser los barrenos mencionados.
(2) No olvidemos que en el hospital se recogían transeúntes . Por ello cabía la sospecha de algún maleante implicado en el robo.


Este artículo fue publicado en el programa de fiestas del año 1975 por Don Julian, a quien siempre recordaremos con cariño.

10 de abril de 2019

Guarda leña para abril

Los refranes están cargados de sabiduría. Este nos enseña que en primavera hay días fríos, que lo raro es que no los haya y que como dijo Machado, en el Alto Duero Primavera tarda.

18 de octubre de 2018

El "milagro" de Arenillas

El pueblo soriano de Arenillas es un rayo de esperanza en la lucha contra la despoblación en Castilla y León. En un año, el pueblo ha aumentado su población casi un 50%, por lo que es considerado por las administraciones como un «ejemplo» contra un problema endémico en la Comunidad. Como ejemplo, los niños suponen ya el 10% de su población, algo impensable en la mayoría de los pequeños municipios de la región... SEGUIR LEYENDO

Noticia de la edición digital del ABC del 8 de octubre de 2018

30 de septiembre de 2018

Nuestra Señora de los Prados



En el extremo norte del pueblo de Ciruela encontramos un edificio sencillo y muy reformado pero que conserva las hechuras del primitivo templo románico: La Virgen de los Prados
La caja muraria de la nave y cabecera de testero plano y la portada canónicamente orientada al sur son del último y mas sencillo del románico rural, construido en mampostería enfoscada reforzada con sillares en esquinas y vanos.
En el siglo XVII o XVIII se recreció la cabecera con sillares para colocar una armadura ochavada. Conserva la ventana rasgada y abocinada por dentro y por fuera que ilumina el altar. El arco triunfal de medio punto que comunica la nave con una capilla está rehecho y también las bóvedas que cubren la nave de cuatro tramos con un coro alto de madera a los pies. La espadaña con dos vanos de medio punto también es un añadido de la reforma
Al exterior, el muro norte conserva la cornisa original con perfil de bisel y listel, sobre canecillos de nacela. El muro sur fue alterado, añadiéndole la sacristía, el baptisterio y el atrio con tejado a un agua que resguarda la portada con un sencillo arco de medio punto con una arquivolta rodeada de tornapolvos con perfil de nacela, y apeando en jambas escalonadas coronadas por imposta moldurada con listel y nacela. 

En el añadido del baptisterio, al que se entra por el pórtico, se conserva la pila original de arenisca, muy mal conservada, que es de copa troncocónica decorada con gallones y un bocelillo en la embocadura. Mide 119 cm de diámetro × 64 cm de altura, alzándose sobre un tenante cilíndrico moldurado con dos boceles, de 22 cm de alto. Es similar a la de Ligos y Aguilera. Dentro de la iglesia se conserva también un capitel vaciado que funciona como pila aguabenditera. Mide 26 cm de altura × 36 cm de ancho y se decora con dos niveles de hojas lanceoladas en los ángulos y volutas a modo de lises en los frentes. Hay tambien una basa románica de perfil ático, con toro inferior con garras y sobre plinto.  
Fuente: Romanico Digital
Fotos: Fundacion Santa María La Real. Centro de estudios del Románico

24 de septiembre de 2018

Nuestra Señora de la Calle


Además de la iglesia de San Miguel Arcangel, obra románica de las más sobresalientes de la comarca y de la Ermita de Santa Lucía en lo alto del cerro, de la que hemos hablado recientemente por las excavaciones que sacaron a la luz los cimientos de un ábside mozárabe con planta de herradura en su interior, posee Andaluz otro vestigio de su pasado románico, se trata de la cabecera del antiguo templo de Santa María de la Calle, que se encuentra a unos cien metros de la de San Miguel, rodeada de construcciones que la hacen pasar casi desapercibida. Estaba en un estado bastante lamentable hasta que en 1988 fue restaurada por  la Escuela taller de Berlanga. En la web Románico Digital se hace la siguiente descripción de la iglesia: 

La cabecera, levantada en mampostería salvo los esquinales, encintados de vanos y soportes, en piedra sillar, se compone de tramo recto presbiterial y ábside semicircular. Ambos estaban abovedados en origen, el primero con bóveda de cañón -reemplazada por armadura a dos aguas- y el hemiciclo con bóveda de horno, y de ambas restan los riñones, sobre impostas achaflanadas. Aunque ha desaparecido el triunfal que daba paso al presbiterio, seguramente doblado, se mantienen los responsiones con semicolumnas adosadas -sobre altos basamentos- que les servían de apoyo. Las columnas presentan basas de perfil ático, con toro inferior aplastado y más desarrollado y fina factura. Las coronan capiteles vegetales, el del lado del evangelio con dos grandes hojas lisas de puntas rematadas en volutas y dos hojitas nervadas entre ellas. El capitel del lado de la epístola muestra doble corona de hojitas lisas lanceoladas, moldurándose ambos cimacios con listel y bisel. La bóveda de horno del hemiciclo se ceñía por un arco doblado que apoya en sendos capitelillos pinjantes, a modo de ménsulas, lisos. 


Una estrecha saetera, fuertemente abocinada al interior, se abre en el eje del ábside, y otra -muy alterada- daba luz al muro sur del presbiterio. Hoy día se accede al recinto a través de un vano adintelado moderno abierto en el muro del ábside. Junto a varias estelas discoideas ornadas con cruces, en el interior se conserva una pila bautismal de cronología románica, labrada a hacha. Su copa es troncocónica, con un bocelillo en la embocadura, y exteriormente se faceta dando como resultado un polígono de 16 lados. Mide 1,09 m de diámetro × 0,68 m de altura. Una pila de muy similares características a esta de Nuestra Señora de la Calle se conserva en el interior de la cercana iglesia de La Ventosa de Fuentepinilla. Durante la excavación de 1988 se documentó, además, un horno y un molde de fundición de campanas, probablemente de principios del siglo XIX.

Fotos: Románico digital y Soria románica.

22 de septiembre de 2018

Románico en Abanco

La iglesia de San Pedro, en Abanco, de la que dijo Madoz que acaso fuera la mejor de todo el partido de Berlanga, se acabó en 1718 pero guarda en su interior una pila bautismal tardorrománica del siglo XIII que vino de un templo anterior del algunos han sabido ver los restos en una de las calles del castigado caserío. La pila, muy sobria, tiene una sencilla copa troncocónica decorada con bandas verticales y una basa formada por un toro con garras en forma de volutas.

También es románica la talla de la Virgen de la Paz expuesta en el altar mayor  y que se saca en procesión el día de la fiesta.

13 de septiembre de 2018

Santa Lucía de Andaluz


En las excavaciones que desde mayo se llevan a cabo en la iglesia de Santa Lucía, en el cerro de Andaluz, ha aparecido un ábside de planta cuadrangular en el exterior y de arco de herradura en su interior, caso inédito en la provincia y muy escaso en la arqueología medieval castellana, lo que permite asegurar que se trata de un templo mozárabe de entre los siglos X y XI, coetáneo de San Miguel de Gormaz y San Baudelio

En el entorno de la iglesia está catalogado un yacimiento de la Edad del Hierro donde se han encontrado muchos restos celtibéricos y donde frecuentemente aparecen huellas de buscadores furtivos. En esta ultima intervención, el equipo dirigido por Diana Vega ha encontrado un maravedí de Enrique IV, tejas con dibujos, una canalización entre la esquina suroeste y la sureste e indicios de la reforma del suelo de la iglesia cuya  nave mide 16,75 x 7,54 metros y la cabecera 4,74 x 4,40 metros
También en el cerro hay referencias históricas de una fortificación que comunicaría visualmente con la alcazaba de Gormaz de la que futuras excavaciones podrían aportar mas datos. En un cortado del cerro parecen identificarse restos de una atalaya árabe similar a la  Torremocha de Fuente Tovar.
La Villa de Andaluz tuvo uno de los fueros mas antiguos de Castilla, concedido por Alfonso VI en 1089 y fue cabecera de una Comunidad de Villa y Tierra a la que pertenecían las aldeas de Valderrueda, Valderrodilla, Fuentepinilla, Torreandaluz, Osona, La Seca, La Ventosa, Centenera, Fuentelárbol y Tajueco.




12 de agosto de 2018

Las fotos de Don Ramón

El pasado 11 de agosto se presentó en el ayuntamiento de Berlanga el libro "Campos y gentes en la mirada de Ramón Cortés Gamarra".
Es este el cuarto libro de fotografías publicado por la Asociación de amigos del Castillo, que recopila unas  200 instantáneas en blanco y negro, que el farmacéutico Ramón Cortés realizó entre 1928 y 1977 a gentes y parajes de su pueblo. Sus herederos han cedido a la Asociación mas de 600 fotos.
Don Ramón, el boticario, fue un gran aficionado a la fotografía. Lo recordamos con la cámara colgada al cuello junto a su perro boxer de nombre Lord, paseando por  los alrededores del pueblo. Muchas familias lo recuerdan todavía como un hombre generoso y bueno que ayudó a mucha gente necesitada en los difíciles años de la posguerra. El ayuntamiento agradeciendo esta generosidad y la cesión de algunos terrenos de su propiedad, puso su nombre a la calle entre el cuartel y las escuelas.
Auguramos al libro una buena travesía.

24 de febrero de 2018

Los enebros

Enebros en Las Cabezuelas

"...Los enebros constituyen un milagro de la naturaleza. Son fuertes y bellos. Su madera, más resistente que el hierro a la humedad y al calor, es muy apreciada para los usos a la intemperie.

Surgen en los montes o páramos como por generación espontánea y cuando mueren unos, nacen otros. O esa percepción tiene el nativo que siempre vio el paisaje plagado de aquellos ejemplares. En sus tiempos los campesinos los cortaban para hacer vallas o cercas.

Pero si uno piensa que para el desarrollo de un enebro de esos de dos o tres metros deben pasar decenas de años, a veces siglos, se le pone la carne de gallina cuando llega un intruso y lo interrumpe como si de una alimaña o de un estorbo se tratara.

Hoy todos somos más sensibles a esa circunstancia cuando sabemos, como hay que saber, que los enebros no se pueden replantar. Hay que esperar a que un pájaro ingiera una de las bayas que como fruto produce el arbusto. La digiera en su estómago y la deposite luego mezclada con sus excrementos en terreno fértil para que fructifique y surja el nuevo retoño.


Nada de generación espontánea. Para que un enebro pueda nacer hay que ver millones de semillas perdidas o diseminadas por el viento. Y eso después de haber pasado por el estómago del pájaro porque nunca prenden sin ese requisito. Después, cincelados por el viento, se convierten en esculturas majestuosas que podrían ser firmadas por el más exquisito artista..."

Turzo, un lugar de la España Resignada (Eduardo Tarrero de Pablo)


El enebro, también conocido como sabina albar (Juniperus thurifera), se distribuye por más de 10.000 hectáreas, en altitudes que varían de 900 a 1.300 metros, sobre sustratos de diversa naturaleza, aunque predominan los calizos. Su robustez le permite ocupar zonas, en general, no aptas para otras especies arbóreas.
En nuestra comarca es digno de citarse el extenso enebral de Matapozuelos, Los Charcos y El Pontón, en Morales, Aguilera y Berlanga. Para visitarlo se accede desde Berlanga, o bien por Morales, donde existe un original enebral sobre terreno arenoso y otro más extenso sobre calizas. En las cercanías del rio (por el molino) y dignos de ser visitados, crecen varios enebros verdaderamente descomunales, de alrededor de 20 metros de altura y cerca de 2 de diámetro. Como estos debieron ser los enebros que dejaron estupefacto al romano Plinio.

También son muy destacadas las manchas de enebros en Andaluz y Bayubas de Abajo.

21 de octubre de 2017

Abanco, junto al rio

Abanco es un pueblo de  la Tierra de Berlanga  con serios problemas de supervivencia que se acrecientan en esta época del año cuando los días son mas cortos y mas frios. Sus escasos habitantes permanentes y los que vienen por temporadas, mantienen el caserío limpio y arreglado a pesar de que una parte importante de sus casas se vean ruinosas. El entorno es de gran belleza y atesora un importante patrimonio histórico artístico. El arroyo de Valpirle discurre a quinientos metros, no siempre con agua. Los entendidos dicen que el nombre del pueblo viene precisamente de su cercanía al arroyo y que en la lengua ibérica, muy similar al vasco actual, vendría a significar "junto al rio"

Comenzamos la relación de sus tesoros hablando de una cueva donde se encontró cerámica de la Edad del Bronce y de las  ruinas de una atalaya musulmana, como a dos kilómetros, invadida actualmente por un vértice geodésico y a la que se llega mas fácilmente desde el vecino Sauquillo de Paredes.

El palacio, que fue restaurado a finales del siglo pasado, es ahora de propiedad privada. después de haber servido como escuela, fragua, frontón, granero y ayuntamiento. Es un enorme caserón de sillería con escudos de la familia de hidalgos que lo construyó.

La iglesia es mas grandiosa que el palacio al que hace frente. Es barroca del XVIII construida a imagen mejorada de la de Brías, de la que dijo Madoz que acaso fuese la mejor de todo el Partido. Luce los mismos escudos que el palacio y en unas hornacinas cobija a San Pedro, San Pablo y la Virgen. Dentro hay una pila bautismal románica de una iglesia mas antigua de la que quedan restos visibles en una de las calles.

              

2 de junio de 2017

16 Berlangas

Relación provisional de los pueblos, lugares o parajes que llevan el nombre de Berlanga por todo lo largo y ancho de este mundo.


    1. El primero, el nuestro, este de la provincia de Soria, en Castilla la Vieja.
    2. BERLANGA DEL BIERZO (León) en El Bierzo, comarca fertil de cultura leonesa con toques gallegos. Son famosos sus vinos y sus cerezas.
    3. BERLANGA (Badajoz) En la Campiña extremeña con muchos olivares. Aqui si que hay constancia de que el pueblo fue fundado por pastores castellanos de la Tierra de Berlanga que repoblaron aquellas tierras.
    4. Dehesas de BERLANGA y LA BERLANGUILLA (Cadiz). En la pedanía jerezana de La Barca de La Florida. Se llaman asi al menos desde el siglo XV. Junto a ellas hay una casa rural llamada Cortijo BERLANGA
    5. BERLANGAS DE ROA (Burgos) Pueblo de la Ribera del Duero que debe su nombre a los repobladores que procedían del cercano Monasterio de Valeránica, junto al Arlanza
    6. LA VERGUILLA, granja de Golmayo, parece seguro que se llama así por corrupción de su nombre original que era LA BERLANGUILLA.
    7. TORRE DE BERLANGA. A 8 Kms de Córdoba, en las estribaciones de Sierra Morena. Hay un convento de monjes y una atalaya musulmana
    8. FINCA y MOLINO DE BERLANGA, en Hornachuelos (Córdoba) donde se encontró un tesorillo moro
    9. FINCA DE BERLANGA en Cazalla de la Sierra (Sevilla) con una necrópolis de la Edad del Bronce  y tres dólmenes en sus inmediaciones
    10. FUENTE BERLANGA. Paraje en el extenso pinar entre Navalcaballo y Lubia, junto al rio Mazos.
    11. FINCA LA BERLANGA en Ingenio, Gran Canaria. Fue propiedad de un recaudador de impuestos de nombre Fernando de Berlanga, probablemente de origen berlangués
    12. CERRO DE LA BERLANGA, en La Miñosa (Guadalajara) a la derecha de la carretera que va de La Miñosa a Atienza, entre el kilómetro 2 y el 3


En México encontramos cuatro aldeas recónditas con sonoros nombres. Están en el municipio de Galeana y en el Estado de Nuevo Leon, relativamente cercanas unas de otras pero muy mal comunicadas. La densidad de población de esta zona es bastante mas baja que la de la provincia de Soria.

  1. LA PRESITA DE BERLANGA. Rancho a 2.100 metros de altitud, con 162 habitantes
  2. SAN  FRANCISCO DE BERLANGA, está a 1.860 m. y tiene 317 habitantes
  3. MARGARITAS DE BERLANGA, está a 1.720 m.  300 habitantes
  4. SAN ISIDRO DE BERLANGA, está a1.900 m. y tiene 52 habitantes



Ya como meras curiosidades citaremos algunos pueblos con nombres parecidos pero que sin  vinculos etimológicos ni historicos aparentes

    En la costa portuguesa hay unas islas paradisíacas llamadas Las Berlengas; Langa en Cuenca, Avila y Zaragoza, además de Langa de Duero, en Soria.

    Las Berlanas, en Avila; Berlán, en Lugo; Aranga y Laranga en Coruña; otro Laranga en Guipuzcoa. En la  Trasmiera cántabra hay un pueblo llamado Beranga, que viene del latín Veranicam, ‘lugar de pasto primaveral’. A pocos kilómetros, en la provincia de Vizcaya hay un Berango. La Berlanga es tambien un juego de cartas importado de Francia, pero aqui somos mas de guiñote y brisca
Decíamos ayer:
Continuará.

31 de mayo de 2017

Daniel Ruiz Montejo


La calle de la Iglesia, que antes se llamó del Arcediano, tiene por nombre oficial el de Daniel Ruiz Montejo, cura berlangués nacido en 1861.

Recien ordenado sacerdote, el obispo de Sigüenza le asignó las parroquias de Valderrebollo y Barriopedro donde estuvo hasta 1891 en que ganó por oposición la de San Andrés en el Barrio de La Latina de Madrid.

En 1909 cambió de parroquia y estuvo en la de Santa Bárbara, también en la capital, hasta su muerte acaecida en octubre de 1932, a los 71 años.

Debió ser persona muy querida para ponerle una de las calles mas importantes (y mas frías) de Berlanga. Un hermano suyo tambien sacerdote y de nombre José María, ejerció en Budia, donde fue coadjutor unos años mas tarde Domingo Molina Alcalde, natural de Paones, quien firma la necrológica de Don Daniel en el Avisador Numantino.

Este Domingo Molina fue también catedrático de instituto en Guadalajara. Fue detenido en julio del 36 y fusilado el 6 de diciembre de ese año.

26 de mayo de 2017

Berlanga fascinante

Informaciones para encauzar al turista, en la web de España fascinante, pinchando en la foto

22 de abril de 2017

Patatas con congrio rancio.

  • Medio kilo  de congrio rancio
  • Un kilo de patatas
  • 1 tomate
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 hojas de laurel
  • Pimentón
  • Aceite de oliva
  • Sal


Instrucciones
  1. Ponemos el congrio en agua durante dos o tres horas. 
  2. Las patatas las cortamos chascándolas para que liberen el almidón y el caldo quede mas espeso
  3. Hacemos un sofrito con el pimiento, la cebolla, el laurel, el tomate y el pimentón.
  4. Agregamos el congrio troceado. Esperamos dos minutos  y añadimos agua suficiente para que cubra las patatas.
  5. Cuando el agua comience a hervir añadimos las patatas y dejamos cocer hasta que queden blandas. Las probamos de sal, y a comer.
  Mas información.

6 de marzo de 2017

La rendición

Todos los pasos de Armengol de Balvén se dirigen a la sala del edificio Villanueva donde están las pinturas de San Baudelio junto a las de Maderuelo y a una bellísima tabla, de la que no se habla mucho, que procede de la iglesia de Sant Esteve del pueblo gerundense de Guils de Cerdanya.
No importa que unos las vendieran y otros las compraran legalmente. No importa que el obispo se querellara ni que el gobierno permitiera cobardemente que abandonaran el sagrado recinto donde fueron creadas, las ondulantes colinas donde se escondía la pequeña comunidad monástica que las disfrutó durante siglos y que ahora yazgan dispersas por museos y exposiciones descontextualizadas, que es como decir privadas de su alma.

Hay una sola verdad irrefutable: las pinturas de San Baudelio fueron robadas de su iglesia en un sacrilegio por el que los culpables no tendrán nunca  suficiente castigo en el infierno;  fueron arrancadas de su solar original donde tenían un significado religioso y artístico que perdieron completamente al dispersarse. 


Pasa desolado Armengol de Balvén por delante del cuadro de Las Lanzas o La Rendición de Breda, donde cree ver como el alcalde de Casillas entrega las llaves de la ermita al taimado Leone Levi. La llave de forja debe ser muy parecida a la de la puerta de herradura de San Baudelio. Un guía explica a una manada de niños que este cuadro lo mandó pintar el rey Felipe IV para lucirlo en su salón y enseñarlo solo a sus ilustres invitados. La plebe tardaría todavía algunos siglos en poder contemplarlo. Unos japoneses miran el cuadro extasiados con sus audiolibros pegados a la oreja.

VER MAS:
El expolio que hizo cambiar la Ley de Monumentos.
Lo que nos merecemos.
* Aun nos duele.
An Architectural Jewel Remade

20 de enero de 2017

El Motín de Berlanga




Se acababa de estrenar el año 1911 y en aquellos primeros días de enero, Berlanga sufría, además de una crisis económica, los rigores del crudo invierno, acentuados por la escasez de leña, ya que el Ayuntamiento había concedido a la Compañía resinera el aprovechamiento integro de los dos montes públicos del municipio.

España se encontraba en una de las cortas etapas presuntamente democráticas, con Canalejas en el gobierno y Alfonso XIII como rey y principal pilar del caciquismo. Canalejas era un hombre decente cargado de buenas intenciones que intentó reformar el país, consiguiendo que lo asesinaran dos años más tarde. Los portugueses habían acabado con la monarquía y en Méjico comenzaba la insurrección campesina de Emiliano Zapata. 

El lunes 16, con los ánimos muy calientes a pesar del frío, entre trescientos y quinientos berlangueses, según las fuentes, incluidos mozos en edad escolar y algunas mujeres, salieron provistos de sus hachos hacia el monte de la Mata con la intención de proveerse de madera para sus hogares. Nada pudo hacer por controlar el motín la escasa dotación del cuartelillo de la Guardia civil. Los leñadores consiguieron talar unos millares de pinos de los que no estaban sangrados para la resina. El alcalde Don Hilarión Alfonso pidió ayuda al Gobernador Civil y este le mandó una cincuentena de guardias de los destacamentos del Burgo, Almazán y Soria capital; aun así la gente continuó cortando leña, como era de justicia aunque fuera ilegal.

El martes 17 se manifestaron en la plaza Mayor de la villa unos mil quinientos berlangueses gritando consignas contra la resinera y exigiendo la rescisión del contrato que les privaba de un bien comunal y la derogación de las leyes injustas que lo permitían.

En esta ocasión las fuerzas del orden estuvieron de parte del pueblo llano y no hubo ningún detenido. Aquel invierno fue largo, como acostumbra por estas latitudes, la escasez continuó y las leyes no se cambiaron tan fácilmente, pero Berlanga dio al Mundo una lección de dignidad



28 de noviembre de 2016

Bordecoréx, la torre de Almanzor

A Almanzor también se le llamaba Al-Quraisí, asociándolo aunque solo de manera mítica con el profeta Mahoma, que era de la tribu de los Quraish. Así pues la toponimia de Bordecorex nos evoca una torre de Al-Quraisí o de Almanzor, ya que Burj برج es torre, prefijo este que se encuentra en muchos topónimos de esta parte de Castilla, como Borchicayada, Borjabad, Bordejé, Borobia, Bornova o Borque, todos ellos lugares donde hay o hubo una torre de vigilancia musulmana. 

Tan evocadores como los nombres son las espectaculares imágenes del siguiente video.



20 de octubre de 2016

El organista compositor Manuel Mencía Tajueco

Articulo publicado en el blog de Tajueco, por Ángel Almazán, el 20 de octubre de 2013, que reproducimos con el debido permiso del autor, que hace una reseña histórica del compositor y organista berlangués, Manuel Mencía Tajueco. 

De Berlanga y su Colegiata, que daba mucha importancia a la enseñanza musical, salieron algunos compositores poco conocidos por el público local, que desarrollaron su magisterio por diversos lugares de España y dejaron su huella en composiciones  menos conocidas aún y que algún día sería necesario recopilar. Hasta 145 figuran en ESTE  enlace del Patrimonio nacional.


Tajueco como cualquier otro apellido topónimo es adoptado primero por nativos del lugar que desarrollan su vida y actividad profesional en otra población, y luego pasará a formar parte de su descendencia. Pues bien, hoy vamos a dar a conocer a un organista que tenía el apellido materno de Tajueco y que nació cerquita, en Berlanga de Duero.
Se trata de Manuel Mencía Tajueco, clérigo de menores órdenes (clérigo de prima tonsura) que fuera segundo organista de la catedral de Palencia, entre otros cargos. Y que fue bautizado el 20 de mayo de 1731, siendo sus padres Francico Mencía Delgado y María Tajueco.
Un hermano de esta María, Manuel Tajueco, fue organista segundo y luego mayor de la catedral de Palencia al sustituir a Antonio Uizaiz en noviembre de 1746, cargo que ostentó hasta su fallecimiento en 1794 (o sea que lo mantuvo durante 48 años nada menos), y tal vez este Manuel Tajueco, como su hermana María, fueran naturales de Tajueco.
Tajueco y catedral de Zamora

Los datos los transcribo de un ensayo de Pablo L. Rodríguez. Y son éstos:
“Manuel Mencía Tajueco, se formó en la catedral de Palencia, donde presumiblemente estudiara con su tío Manuel Tajueco, quien fue organista segundo hasta 1746, en que entra como organista mayor, puesto que mantuvo hasta su muerte en 1794. En 1752 Manuel Mencía, a quien se nombra como capellán de coro, sustituye a Narciso Mancebo, que se encontraba fuera, como organista segundo. Desde ese puesto opositaría al magisterio de capilla en Osma en 1754. En 1755 pide permiso para opositar a organista primero en Zamora, oposición que realiza, junto con la del magisterio de capilla, sin conseguir ninguna. En Junio de 1755 se dirige al cabildo palentino anunciándole que no ha conseguido la plaza a la que opositaba, y que se va a León, pues el maestro de allí se ha colocado en Zamora, diciendo que si no consiguiera esa plaza iría a la corte a buscar acomodo. Consigue la plaza de León, que desempeñará con no pocos problemas, En 1758, y tras una serie de llamadas de atención anteriores, el cabildo decide expulsarlo. Ello inicia un litigio con el cabildo que llegó a los tribunales, y que felizmente se solucionará casi diez años después, en enero de 1768 reanudando su magisterio leonés. En todo este tiempo se cree que estuvo una pequeña parte en León, y el resto en Madrid. Sólo permaneció un tiempo Mencía en León, ya que a finales de 1769 oposita a las Descalzas Reales consiguiendo la plaza, en la que fallecerá en 1805. SUBIRÁ, José: “Necrológicas musicales madrileñas (años 1611-1808)”. AM XIII, 1958, pp. 210.224. CASARES RODICIO, Emilio: op. cit. LÓPEZ CALO, José: …Palencia, op. cit. LOPEZ CALO, José: La música en la Catedral de Segovia, Santiago de Compostela, 1988. MARTÍN MORENO, Antonio: Historia…, op. cit.; y RODRÍGUEZ, Pablo-L.: «Mencía Tajueco, Manuel» en The Revised New Grove, op. cit.”



Asimismo he encontrado en La Crónica de León la siguiente información: “Manuel Mencía Tajueco (1731 – 1805), que fue maestro de capilla de la Catedral de León de 1755a 1758 y de 1768 a 1770 y del que se conservan siete obras en el archivo catedralicio, es el autor de ‘Laetatus sum’, basada en el salmo 121 y está pensada en un único movimiento ‘allegro’. Como comenta Samuel Rubio `el tema que introducen los violines está presente durante toda la obra resaltando inmediatamente el doble coro homofónicamente esa alegría del peregrino a la entrada de Jerusalén´…”

4 de octubre de 2016

Arenillas

En  los caprichos de la toponimia y en la confusión que origina en los oídos del lego, pensaba Armengol de Balbén mientras se acercaba al pueblo de Arenillas, famoso en este blog y en la comarca que pisamos, por sus monedas y sus plantas aromáticas, y también por sus tres despoblados cercanos (Tajarejo, Villaseca y Alconeza) y por la Fuente del Caballero y últimamente también por sus conciertos veraniegos de la boina contra la despoblación musical soriana, donde se dan cita festiva todos los estilos de la música popular actual.

Y precisamente con lo de las plantas aromáticas, que alguien por aquí también llamó mágicas, estaría relacionado el nombre de Arenillas, que por mala dicción sustituiría al Arnillas, que viene de Arno, que significa enjambre o colmena en dialecto visigodo y que perdura en las lenguas catalana, aragonesa y gascona como arna, refiriéndose  a la colmena tradicional que se hacía con troncos o cortezas de árboles. 

Unas colmenas cercanas a un prado lleno de plantas mágicas, esa fue la imagen que se llevó Armengol  cuando enfiló de nuevo la carretera y dejo a sus espaldas la estimulante estampa otoñal de Arenillas.