13 de diciembre de 2013

El castro olvidado

Las nuevas tecnologías nos han permitido de un tiempo a esta parte, divisar los parajes de nuestros pueblos desde las alturas, por lo que de vez en cuando leemos noticias de nuevos descubrimientos arqueológicos en lugares donde no se presentían, o la confirmación de otros de los que solo había suposiciones, como en el caso de una de las villas romanas que hubo en Bayubas de Abajo.

Ya hemos dado aquí en varias ocasiones pistas suficientes, si no las había ya en los libros, para deducir que tuvo que haber una población fortificada de importancia en lo alto del cerro del Coborrón, y si nuestro pueblo no figurara en los últimos puestos de las inversiones culturales de la Junta y la Diputación, algo se tendría que haber avanzado en su estudio. Sabemos que no es esta buena época para pedir, pero por si sirve de algo, aqui les dejamos este primer barrunto de Narciso Sentenach allá por el 1914:

Nada más suntuoso e inexpugnable que aquellos acantilados, tajada la roca a pico, imposible atacar los fuertes de la cima. Por el otro lado en cambio, la subida es muy suave, pero bien podemos determinar por donde irían los murallones que la cercaban. Estos han desaparecido por completo, pero aun en la cima se asienta a la derecha el castillo y a la izquierda se pueden reconocer restos de antiquísima ciudad o fortaleza. Insisto ahora más en la opinión de que para mi esta fue la tan debatida Segeda, que de ningún modo conviene a Canales, y muestra de que también fue atacada por los romanos, son las huellas de otro campamento, que plantaron muy cerca, por su lado norte, por donde a ella llegaron.
(Sentenach, Narciso. Los arevacos. 1914)

No hay comentarios:

Publicar un comentario