10 de abril de 2013

El Castro del Coborrón

 
Además de la Cruz del Coborrón y de las Tres Cruces, había otras a las que también se subía para bendecir los campos. Hubo una en Las Atalayas, otra en Mirabueno (cruce de Almazan - Soria, encima de La Fuente Ortova),  y otra en El Rebollar (carretera de la Estación a la izquierda). Puede que hubiera alguna más.
Esta cruz  estaba en la cima del cerro, frente al castillo y se llega por el antiguo camino que subía al palomar que hay enfrente de Las Tres Cuevas.  Se aprecia en el centro un escombro de 20 metros de diámetro, rodeado por una muralla que podia tener unos 2 m de ancho, a unos 75-100 m dependiendo del lugar. También hay otros escombros más pequeños. 
Se encuentran pequeños hoyos de 30 x 30 cms. hechos hace relativamente poco, algunos vueltos a tapar con las mismas piedras. Junto a uno encontré un trozo de cerámica llena de cal, lo que demuestra que estuvo enterrado y la cal seria de las piedras que la tapaban, tiene una decoración parecida a la de época romana y el grosor es de 4mm escasos.




Las piedras nos hablan y nos cuentan historias. Como este pequeño trozo de piedra nos cuenta una historia del Coborrón "el gran lagarto dormido".
Ésta es la parte superior de un molino de mano. Tendría unos 40 cm de diámetro y un agujero en el centro por el que se echaba el grano, de unos 8 o 10 cm de diámetro, su parte superior es convexa y la inferior plana, en el centro tiene un grosor de unos 8 cm disminuyendo hacia el exterior.
El Gran Lagarto nos habla pero parece que nadie lo quiere escuchar.
Publicado por:   A x i n i o
© Axinio Valeranicus MMVIII

No hay comentarios:

Publicar un comentario